Autoridades estatales, actúan a favor de la CROC, en conflicto sindical de Puerto Morelos.

por Frente QR
51 Visto

PuertoMorelos #QuintanaRoo .-El pasado 8 de junio, un grupo de aproximadamente 25 trabajadores del hotel “El Cid” en Puerto Morelos, Quintana Roo, acompañados por un presunto ( y la verdad, ya característico) grupo de golpeadores de la CROC (quien es dirigida por Martin de la Cruz Gómez;) en el municipio de Puerto Morelos; mencionaron en una entrevista, que no se ha respetado el pacto al que llegó la actual secretaria del Trabajo de Quinta Roo, Catalina Portilla Navarro, con los representantes legales del hotel “El CID”

Esto, debido a que presuntamente, la CROC, pretende quedarse con el Contrato Colectivo de Trabajo, el cual actualmente pertenece a la CTM.

El pacto, ( que bien podría calificarse como mañoso y abusivo, se realizó el pasado 12 de abril, del año en curso; en las instalaciones de la Junta Local de conciliación (después de las acciones violentas adjudicadas a la CROC) y tiene como finalidad, obligar a la empresa, a NO poder terminar la relación laboral con ningún trabajador al servicio de esta, mientras dure el conflicto intersindical (sin importar que los trabajadores roben, ingieran alcohol dentro de las instalaciones de la empresa, agredan verbal o físicamente a otros compañeros que no comparten sus ideales, fumen marihuana o sustancias similares, etc) Y todo esto, gracias a que Catalina Portilla, la secretaria del Trabajo Estatal, que, aunque ya se va, nunca supo poner control sobre La CROC y sus mañas de antaño, y contrario a eso, los respaldo en muchas decisiones arbitrarias que tomaron durante su gestión. Y es que es lamentable que su incapacidad haya permitido que 25 trabajadores, de un total de aproximadamente 800, convirtieran al hotel “El Cid” Puerto Morelos, en un lugar donde predomina el desorden, el libertinaje, y la falta de autoridad, en la que unos cuantos trabajadores, en su mayoría meseros, se sienten dueños, y creen que pueden pasar por encima de cualquiera, a razón del supuesto pacto que los hace intocables.

De esto hay muchas pruebas, ya que existen resultados de exámenes de alcoholímetro, en los que varios de los croquistas han salido positivos; pero a razón del pacto, la empresa no puede hacer nada, pasando por encima incluso, de la Ley Federal del Trabajo.

Trabajadores croquistas, que faltan injustificadamente a laborar cuando se les ocurre, acoso laboral y digital (en grupos de waths app) Incluso, una “trabajadora” afín a la CROC, acumula un total, de diecisiete días de faltas en un lapso de 40 y la empresa, no ha podido hacer nada.

Parece broma, lo que ocurre dentro de los bares y restaurantes del complejo turisitico, pues se han encontrado a meseros ingiriendo bebidas alcohólicas en el “restaurante italiano” dentro de su horario de trabajo y, la única “sanción” que obtuvieron fue un acta informativa.

También, se ha encontrado a personal de otras áreas consumiendo estupefacientes, de nuevo, la empresa solo aplico un acta informativa.

Por si fuera poco, las agresiones no terminan entre trabajadores, pues también a los huéspedes del hotel les ha tocado sufrir violencia por parte de trabajadores croquistas, donde un empleado croquista, insulto a una huésped del hotel llamándola “ratera” consciente de que, de nuevo, no iba a pasar nada.

¿Esto es lo que el Estado de Quintana Roo hace ante los conflictos intersindicales? ¿Dejarse manipular y controlar por la CROC, representada por unos cuantos trabajadores, que se saben intocables debido a un pacto que realizo el mismo gobierno para favorecer a su pseudo líder sindical?

Porque la única realidad es que el hotel “El Cid” Puerto Morelos, hoy se encuentra secuestrado por 25 trabajadores croquistas, gracias al aval del Estado de Quintana Roo.

Pero, OJO, esto no termina con la salida de la secretaria del Trabajo, Catalina Portilla, pues, según lo publicado en los grupos de WHATSAPP de los trabajadores croquistas, afirman que la gobernadora electa del Estado de Quintana Roo, Mara Lezama, conoce del conflicto intersindical y que una vez que tome posesión del gobierno en septiembre entrante, va a apoyar a la CROC para quedarse con la titularidad del Contrato Colectivo de Trabajo.

Y es que, a palabras del líder Croquista Martin de la Cruz Gómez, Mara Lezama “se la debe” por haberla apoyado en campaña.

En su afán de desestabilizar a la empresa, los trabajadores croquistas han intentado incitar y amedrentar a otros trabajadores para realizar paros laborales.

Por citar un hecho, el pasado 31 de mayo, a un mesero de nombre “Enrique” se le vio tratar de juntar a un grupo de trabajadores en horario de trabajo, para realizar un paro de labores, sin embargo, no lo apoyaron, intento fallido.

Mediante la creación de grupos de “WhatsApp” conocidos como “JUNTA CONCILIACIÓN #1′” “CROC” y “GRUPO ACTIVO DE HOY” para propagar información falsa, para incitar a paros laborales violentos, para hostigar, molestar, discriminar, y difamar a trabajadores que NO son afines a la CROC.

Los trabajadores de “El Cid” ya tienen mucho miedo de ir a trabajar; mencionan que constantemente, sus compañeros (afines a la CROC) los humillan, los insultan, los graban y los amedrentan, diciéndoles que una vez que llegue Mara Lezama a la gobernatura y tengan la titularidad del Contrato Colectivo de Trabajo, van a correr a todos aquellos que nos los apoyaron en su “lucha”

Unos cuantos croquistas, tienen amagado el hotel, mientras que los asociados, que si quieren trabajar, que son la gran mayoría, viven con miedo a enfrentarse al poder del Estado y a perder sus empleos por la ambición de la CROC.
La vieja escuela, en la que predominaba la voluntad de quien tuviera mas golpeadores y de quien tuviera a la “autoridad” de su lado.

Te puede interesar

Deja un comentario