En des

por Frente QR
62 Visto

Prohibición de vapeadores en Cancún costará hasta 150 mil pesos a locatarios

Quintana Roo, 02 de junio de 2022.- El decreto presidencial para prohibir la circulación y comercialización de “vapeadores” y cigarrillos electrónicos en el país costará 150 mil pesos a cada uno de los más de 15 locatarios instalados en Cancún y otros municipios de Quintana Roo, informó Nedyeli Jordá Álvarez, representante del sector en este destino turístico.

Además, precisó que su prohibición también desencadenará el surgimiento de un mercado negro, pues ahora los aparatos electrónicos comenzarán a venderse de manera clandestina y quienes los adquieran no tendrán la certeza de qué es lo que están fumando, pues reconoció que aun siendo legales ya había demasiado pirataje.

“De hecho nosotros como industria, estamos en contra de que se permitan tantas máquinas por todos lados porque precisamente al no haber una regulación del producto se da acceso a los menores de edad”, indicó Nedyeli Jordá.

Manifestó que con una prohibición surge el mercado negro y al final del día es perjudicial porque el producto va a seguir circulando ya que lo consumen más de 5 millones de mexicanos.

Sobre cuáles serán las acciones a tomar sobre este decreto Nadyeli Álvarez dijo que por ahora van a leer con calma el decreto presidencial y, si es necesario, volverán a manifestarse antes de que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) comience con la clausura de los establecimientos, tal como ha sucedido en Yucatán y Ciudad de México.

Usuarios en contra del decreto presidencial
En Cancún son cientos de personas las que han utilizado las redes sociales para manifestar su desacuerdo al decreto presidencial para prohibir la circulación y comercialización de “vapeadores” y cigarrillos electrónicos, pues aseguran que están en su derecho.

Entre los comentarios se pueden leer “no es posible que ahora hasta eso quieran controlar, estamos en nuestro derecho de elegir, antes esto era un país libre ahora es una cárcel” o “Como adulto responsable yo se lo que quiero o no quiero lo que hago o no con mi cuerpo y nadie tiene el derecho a decir por mi”.

Te puede interesar

Deja un comentario